“Marbella es una maravilla, no nos imaginamos otro sitio mejor donde vivir”

Hoy hablamos con dos de las empresarias más conocidas de la ciudad. Son propietarias de la tienda de disfraces y artículos de regalo ‘Giralmar’, pero antes ostentaron una de las cafeterías con más solera, donde los clientes disfrutaron de sabrosos product

2015-05-30 08:45:00
“Marbella es una maravilla, no nos imaginamos otro sitio mejor donde vivir”

Probablemente son una de las empresarias más conocidas de Marbella. Trabajo es la palabra que define a las propietarias de ‘Giralmar’, un establecimiento más que conocido en Marbella, donde las hermanas María del Carmen y Encarnación Martos Giraldes, junto a Mariana Macías, desarrollan día a día su trabajo al frente de este conocido negocio, desde hace más de 20 años. En ‘Giralmar’ los clientes pueden encontrar, además de un trato exquisito, todo tipo de regalos, disfraces o artículos de broma, porque tal y como María del Carmen nos indica, desde Giralmar se adaptan a las campañas, adornando y vendiendo artículo que estén relacionados con la época en cuestión que se esté viviendo, Semana Santa, Navidad o la Feria, periodo en el que nos encontramos ya inmersos. Pero antes de embarcarse en este negocio, la hostelería fue el sector donde se formaron estas empresarias, naturales del pueblo sevillano de Aguadulce, decidieron montar una cafetería, cuanto menos pionera en la localidad, que ofrecía al cliente productos que hasta el momento no se comercializaba en otros establecimientos, como las tortitas o los crepes, que hicieron las delicias de muchos que crecieron con el dulce olor de estos manjares y con el increíble sabor de sus helados.

Irene Catalán

- Comenzaron su andadura como empresarias en Marbella con la cafetería y heladería ‘Giralmar’, muy conocida en el municipio ¿Cuál fue el secreto del éxito de este negocio?

- Lo primero que hay que tener es ganas de trabajar y mucha ilusión a la hora de abrir un negocio, además, nuestra escuela fue la hostelería, lo que también te proporciona cierta psicología para poder atender al cliente de la mejor manera posible y que éste se vaya contento del trato recibido.

- Con su negocio introdujeron en Marbella unos productos que hasta el momento no se ofertaban en otras cafeterías. Esa apuesta fue un acierto ¿No es así?

- En aquel entonces, cuando nosotros abrimos en el año 86, había menos establecimientos, Marbella estaba más, como se dice comúnmente en bruto, y al tener como escuela a la hostelería, pusimos nuestros conocimientos sobre la mesa para dar el mejor servicio al cliente.

- ¿Cuál fue el motivo que les llevó a cerrar la cafetería y a abrir vuestro negocio de disfraces y artículos variados?

- Nuestro negocio era familiar y también teníamos en nuestra plantilla a varias empleadas más, pero cuando falleció nuestra madre, al poco tiempo, nuestro padre también enfermó y para poder conciliar nuestro trabajo con el cuidado de nuestro padre, tomamos la decisión de cerrar la cafetería y abrir este negocio. Estamos contentas con lo que decidimos, aunque la hostelería siempre se lleva en la sangre.

- ¿Vuestro propio conocimiento del sector de la hostelería les ayudó a adaptarse al nuevo negocio?

- Así es. La hostelería es una profesión muy buena que te abre muchos caminos, de hecho para nosotros no supuso ningún problema llevar ahora la tienda de disfraces, puesto que la hostelería nos había dado esas tablas, experiencia para hablar y tratar con el público.

- ¿Qué tipo de artículos son los que podemos encontrar en ‘Giralmar’?

- Los productos que ponemos a disposición del cliente están muy relacionados con la campaña en la que nos encontremos en ese momento, es decir, ahora estamos inmersos en la Feria, pues nuestros clientes pueden encontrar aquí todo tipo de pendientes, flores y adornos relacionados

con esta fiesta. Cuando llega Halloween, Semana Santa o Navidad, hacemos lo mismo. Además, durante todo el año, el cliente puede encontrar disfraces, artículos de regalo y de broma, además de golosinas.

- ¿Por qué decidieron llamar a su negocio ‘Giralmar’?

- Giralmar es un homenaje a nuestra familia. Mis padres eran trabajadores y aportaron su dinero al negocio, por lo que creí conveniente que fuera una unión entre nuestros dos apellidos, Martos, Giraldes. Fonéticamente ‘Giralmar’ sonaba a nuestros dos apellidos, y además hacía alusión al mar, y estando en una ciudad como Marbella, no podía ser de otra manera.

- Hablando de Marbella, ustedes que son de fuera ¿Qué piensan de la ciudad? ¿Cómo se vive aquí?

- Aquí se vive muy bien, he viajado por otras ciudades de España, y Marbella es una maravilla, aunque tenemos una casita en Aguadulce, un pueblo al que tenemos mucho arraigo, no nos imaginamos otro sitio mejor donde vivir que Marbella.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ