“Para llegar al límite de lo posible tenemos que probar dentro de lo imposible porque si no jamás sabremos de qué somos capaces”

Francisco Roldán, cofundador del Instituto Europeo de Criopreservación, habla sobre esta práctica que busca su respaldo legal en España

2014-08-16 08:17:00
“Para llegar al límite de lo posible tenemos que probar dentro de lo imposible porque si no jamás sabremos de qué somos capaces”

María Arjona

La Criopreservación está a la orden del día tras el escrito que Francisco Roldán, cofundador del Instituto Europeo de Criopreservación, envió a la Junta de Andalucía pidiendo que se le crionice en caso de fallecimiento o enfermedad que termine con su lucidez. Esta práctica está a la orden del día y cuenta con mil casos en Estados Unidos dos de ellos españoles una joven de 21 y su abuela de 80. Roldán habla sobre el tema en esta entrevista.

- Ha entregado un escrito a la Junta pidiendo que se le crionice en caso de fallecimiento o enfermedad que termine son su lucidez. ¿Cree que prosperará?

- No lo sé pero, en realidad, tampoco me interesa si prospera o no porque sí que lo voy a hacer. Es decir, nuestro grupo va a trabajar para que la criopreservación en España sea legal y se nos permita hacer todo lo que queremos básicamente porque contamos con un presupuesto de 50 millones de euros y creo que a nadie le amarga un dulce. La administración no creo que vaya a poner mucho impedimento si vamos a crear puestos de trabajo, si vamos a traer a los mejores investigadores españoles y si realmente queremos hacer algo por la humanidad. En este sentido estamos trabajando para la vida no para la muerte.

- ¿Conoce algún caso?

- Sí, conozco muchos. En Estados Unidos hay mil casos y en Rusia hay otros 200, incluso hay dos españoles que están en Estados Unidos criopreservadas. Una chica joven de 21 años y su abuela de 80.

- Es el cofundador del Instituto Europeo de Criopreservación. ¿Qué objetivos y cuáles son los fines que marca la entidad?

- Tenemos dos objetivos básicos: Desarrollar el cementerio de personas congeladas hablando de forma coloquial, es decir, personas criopreservadas para si la ciencia tiene posibilidad, el día de mañana, pueda recuperarnos en perfectas condiciones físicas salvándonos de las enfermedades que nos haya llevado a morirnos, un cáncer terminal o bien de la propia muerte que la entendemos como una enfermedad, la peor de todas. También tenemos la otra faceta, queremos desarrollar el centro de investigación con los mejores investigadores españoles, algunos extranjeros por supuesto, pero con personas que están trabajando en primer nivel ahora mismo en Estados Unidos, dispuestas a venir a España y seguir trabajando aquí.

- ¿Qué opina del concepto cadáver y paciente?

- Lo tengo muy claro; primero nadie sabe donde está el límite de la muerte. Todo el mundo habla de ella pero a la hora de la verdad no sabemos cómo definirla. Los médicos lo definen como que ha dejado de funcionar todo el cuerpo a la vez y en ese momento no se puede recuperar puesto que ha dejado de funcionar, es imposible el poder recuperarlos. Nosotros sabemos que, durante seis horas después de la muerte física, siguen existiendo impulsos eléctricos en el cerebro. Entonces entendemos que el propio cerebro en si es donde está la conciencia. Ahora se está haciendo a pequeña escala con células madres, con óvulos que los congelan se criopreservan se inseminan con semen y vuelven a la vida, esto se puede hacer aunque sea con óvulos. Claro tiene que ser un paciente, para nosotros no es muerto. Nosotros vemos que lo único que tenemos que hacer es activarle, nada más, y eso ocurre hoy en día.

- Esta técnica se lleva a cabo en otros países. ¿Existe algún vacío legal en este sentido en España?

- No es que exista un vacío legal es que no existe, está en el limbo. Nosotros lo que queremos es forzar a la administración a que nos conteste. Hay dos motivos uno si no nos contesta podemos hacer, por silencio administrativo, no lo que queramos siempre atendiendo a la legalidad. A nosotros no nos importa ir incluso hasta Strasburgo, a la ONU. No es ilógico que algunos ciudadanos en el mundo lo puedan hacer en Estados Unidos, en Rusia o en Gran Bretaña y nosotros en España no. Qué sentido tiene. Es para salvar vidas.

- ¿Piensa que la sociedad está preparada?

- Actualmente creo que está bastante preparada. Hemos detectado que nuestro target, persona que puede utilizar nuestros servicios, está entre los 18 y los 40 años. El coste puede ser 150 o 200 mil euros y eso no está al alcance de cualquiera en este momento. Pero cuando entre los seguros que van a entrar en un momento dado pagando 500 o 600 euros al año pues puedes criopreservarte con un seguro de vida de 150 o 200 mil euros. Es relativamente asequible para gran parte de la población.

- ¿Hay opiniones en contra?

- Sí, pero por el tema que es imposible. Nosotros tenemos que probar, para llegar al límite de lo posible tenemos que probar dentro de lo imposible porque si no jamás sabremos el límite de lo posible y esa es la única historia que nosotros tenemos. Sobretodo el estamento médico en general no está muy por la labor pero tienen razón lo que les gusta es que la gente tengan enfermedades y se mueran es lo que les va. Ellos son nuestros máximos detractores pero estás hablando con personas donde el nivel científico es relativo porque no se han dedicado a la investigación, sino a una carrera como todos los demás. Dentro de su esquema mental no hay una posibilidad de lo mismo luego puede sobrevivir, no porque la muerte para ellos es el fin de todo.

- Considera como fase previa a la crionización la “animación suspendida”. ¿En qué consiste?

- Sería una especie de hibernación. Se está haciendo con animales. Nosotros no queremos utilizar animales pero cierto es que hoy en día no queda más remedio. Con lo que se hace es bajar la temperatura, se le saca su sangre, se le introduce líquidos especiales con mucha salinidad y lo que ocurre durante varias horas se llama “animación suspendida” porque lo que

se hace es que todas las células de cuerpo trabajan de forma muy limitada o directamente no trabajan de tal forma que se le mantiene en un estado de muerte-vida, en el limbo. Cuando se vuelve a recuperar, se le sacan los líquidos, se le introduce la sangre, si se le recupera la temperatura, cuando pones a la rata para buscar su comida en el laberinto lo que ocurre es que la encuentra a la primera. Se ha realizado con una persona muy importante en Estados Unidos hace año y medio, le dieron un tiro en la nuca a una senadora y se le ha recuperado en animación suspendida.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ