IU niega que las últimas licencias urbanísticas otorgadas se deban a las medidas adoptadas por el equipo de Gobierno

2017-10-10 13:01:00
IU niega que las últimas licencias urbanísticas otorgadas se deban a las medidas adoptadas por el equipo de Gobierno

En el día de ayer, el portavoz del equipo de Gobierno, Félix Romero, se encargó de dar a conocer las principales medidas de la Junta de Gobierno Local, entre las que destacó la aprobación de varias licencias urbanísticas con una inversión prevista de 17 millones de euros asegurando que estas inversiones “son fruto” de los avances realizados en el ámbito urbanístico.

Unas conclusiones ante las que el Grupo Municipal de Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) ha mostrado su disconformidad asegurando que el “PP se instala en la manipulación para proyectarse como salvador del Urbanismo de Marbella cuando la realidad es que el responsable de la inseguridad existente”.

Desde la formación apuntan que en sus declaraciones públicas el portavoz aludía a la celeridad que el bipartito ha imprimido al Urbanismo gracias a “los avances aprobados” e, incluso, “tiene la desfachatez de aludir a la adaptación a la LOUA (aprobada el pasado abril a impulso del tripartido y sin el apoyo del PP) y al texto Refundido, cuando la realidad es que ninguna de las acciones aludidas han podido influir para el otorgamiento de esas licencias”, ha recordado el concejal portavoz de IU, Miguel Díaz.

Desde IU señalan que la aprobación ayer de tres nuevas licencias para la construcción de tres chalets y dos nuevas promociones, cuyo tiempo de tramitación para la elaboración de los necesarios informes técnicos, jurídicos y urbanísticos, tarda meses, “no puede ser de ninguna manera mérito de un partido que lleva poco más de dos meses en la acción de gobierno. Y el expediente de adaptación del PGOU a la LOUA, tal como afirma el propio portavoz del gobierno, está en fase de alegaciones, con lo cual ni siquiera está aprobado, pero aunque estuviese el trámite concluido, ello no evita que los técnicos municipales de Urbanismo tengan que elaborar los informes preceptivos”, ha señalado Díaz.

“Tampoco la aprobación del Texto Refundido agiliza nada a la concesión de licencias, ya que como se afirma en la memoria de este documento, en el texto no se introduce ningún cambio de planeamiento, se publica solo planeamiento general ya aprobado. Por tanto, queda claro que el PP le “toma el pelo a la ciudadanía” y demuestra que “al igual que en los planes de choque de limpieza están instalados en la construcción de un relato falso, una ficción que quieren proyectar para persuadir a la gente acerca de su buena gestión, pero que no es real”, ha incidido Díaz.

La formación, integrada en el anterior equipo de Gobierno, defiende que la actividad urbanística en Marbella no ha parado en los últimos años, y anuncios similares como los 17 millones en proyectos de construcción aprobados han sido la tónica habitual en las Juntas de Gobierno del ejecutivo anterior a la moción de censura. “Por tanto, no hay ningún mérito que añadir al PP”. “Más allá”, ha profundizado Díaz, “el PP en lugar de desbloquear el Urbanismo como quiere hacernos creer, lo ha hundido en la inseguridad jurídica tras la anulación por parte del Tribunal Supremo del PGOU que aprobó en 2010 Ángeles Muñoz con la única pretensión de legalizar las ilegalidades del urbanismo del GIL, a la vez que devolvió la gestión urbanística a los tribunales con las imputaciones de casos como el del ‘Funky Buddha’ o la apertura de causas como la de la alteración de los planos del PGOU para la modificar las lindes”.

En cualquier caso, ha valorado Díaz, “el Urbanismo no se puede medir al peso, se trata de una de la líneas de actuación políticas de mayor importancia social para la ciudad, más que el cuánto, nos preocupa el para qué y para quiénes. Para IU está claro, el Urbanismo debe servir para atender a una planificación de la ciudad que garantice los derechos de los vecinos, la sostenibilidad y la cohesión territorial. Y los destinatarios preferentes del Urbanismo deben ser el conjunto de la ciudadanía, no una elite de promotores, como el urbanismo a la carta que promovió Ángeles Muñoz en sus anteriores mandatos y que ahora está retomando”.

publicidad