La Junta revisará la normativa de la Residencia de Tiempo Libre tras la petición de IU para promover su uso público

2017-11-10 11:14:00
La Junta revisará la normativa de la Residencia de Tiempo Libre tras la petición de IU para promover su uso público

El Grupo Parlamentario de Izquierda Unida logró ayer en el Parlamento de Andalucía la aprobación por unanimidad de dos acuerdos para impulsar el uso y disfrute de las instalaciones deportivas de la Residencia de Tiempo Libre de Marbella y la ejecución del tramo de senda litoral que discurre entre el frontal de este equipamiento turístico público y las dunas de Real de Zaragoza.

El diputado malagueño de IU, José Antonio Castro, tras consensuar sendas enmiendas con el grupo socialista en el Parlamento, ha arrancado el compromiso concreto de que en “un plazo máximo de tres meses se culmine un estudio y análisis de la normativa para determinar la viabilidad del establecimiento de un sistema de utilización público reglado de las instalaciones deportivas por parte de los vecinos y clubes deportivos”.

El segundo acuerdo impulsado por Castro es relativo a la obtención de los terrenos de servidumbre de tránsito necesarios para poder realizar los 500 metros de Senda Litoral que discurren entre el frontal de la Residencia y las dunas de Real de Zaragoza actualmente ocupados por el equipamiento turístico. El acuerdo alcanzado ayer en la Comisión de Empleo del Parla-mento establece la cesión al Ayuntamiento de la parte de servidumbre que, sin afectar a los servicios que presta la Residencia, son necesarios para consolidar la senda, una vez que Costas culmine el proceso de expropiación necesario.

El concejal-portavoz de IU en el Ayuntamiento de Marbella, Miguel Díaz, valora de forma positiva los acuerdos impulsados por IU en el Parlamento, ya que “el objetivo de que los vecinos y clubes de Las Chapas puedan dis-frutar de las instalaciones deportivas y salvar el déficit de equipamientos municipales existentes en el Distrito o poder consolidar la senda litoral en este tramo para favorecer la protección de las dunas de Real de Zaragoza están más cerca, aunque seguiremos vigilantes para que los compromisos alcanzados ayer no caigan en saco roto y acaben por hacerse efectivo”.

Dentro del equipamiento de la Residencia de Tiempo Libre se encuentran dos pistas de pádel, dos pistas de tenis, un frontón, un campot de futbito y balonmano, un campo de baloncesto y un campo de fútbol siete, además de un minigolf y dos mesas permanents de ping pong.

Para Izquierda Unida “resulta necesario poner en valor la Residencia de Tiempo libre, integrarla en la ciudad, que haya una simbiosis entre sus espacios e instalaciones y Marbella, que se abra al público durante todo el año para crear a su vez un nuevo equipamiento deportivo y verde actualmente infrautilizado”.

La segunda parte de esta propuesta es “seguir ahondando en el valor ecológico” de las dunas del Real de Zaragoza con el retranqueo de cuatro metros del muro perimetral de la residencia, lo que permitiría la consolida-ción de la senda litoral en ese tramo de la costa, generando un valor añadido. El retranqueo de 500 metros de muro perimetral supondrían unos 1.600 m2 sobre una superficie total de 200.000 m2.

Situación actual

La hoy conocida como Residencia tiempo Libre y sus trabajadores, viene sufriendo los recortes en dotación y personal y la reducción de inversiones, lo que supone menor carga de trabajo y más meses cerra-do, a pesar de ello este establecimiento sigue siendo un referente para la ciudad de Marbella y para los vecinos de las zonas residenciales colindantes .

La residencia cuenta con unas buenas instalaciones y una localización privilegiada frente a las Dunas de Real Zaragoza, parte fundamental de la Reserva Ecológica Dunas de Marbella.

Unas instalaciones deportivas consistentes en dos pistas de frontón, dos de tenis, un campo de fútbol y un mini golf, que aunque necesitados de adecuación y mantenimiento por el personal de la propia residencia, pueden prestar un interesante servicio para el fomento del deporte y de los hábitos saludables a una zona residencial colindante escasamente dotada de estas instalaciones.

Un recorrido por la Residencia de Tiempo Libre

La Residencia de Tiempo de Libre de Marbella nació con la idea de prestar un servicio social en un imponente espacio residencial, dotado de una peculiar arquitectura y una ubicación propia de un hotel de cinco estrellas.

Proyectada por los arquitectos Manuel Aymerich Amadiós y Ángel Cadarso del Pueyo en 1956, fruto de un concurso promovido por la Obra Sindical de Educación y Descanso, la residencia goza de protección como Bien de Interés Cultural y está incluida en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz desde 2006 .

Los arquitectos que la diseñaron tuvieron muy en cuenta el entorno donde se asentaba esta residencia , creando un recinto que responder a la idea de ciudad-jardín destinada al descanso y apostando por viviendas de mínima superficie en contacto con el exterior.

El resultado fue 21 hectáreas de recinto junto al mar sobre las que se levantaron 199 viviendas (hoy llegan a 234) para cuyos cimientos se utilizaron materiales modestos como el hormigón, el acero y el ladrillo. Ni molduras, ni mármol ni alardes decorativos. Ni un solo elemento que distrajera la atención de la arquitectura mediterránea por la que se apostó desde el principio.

Se cuidó hasta el último detalle, de modo que cada bungalow estuviese rodeado de zona verde, y lo suficientemente distantes unos de otros para asegurar la intimidad de sus moradores.

La Ciudad de Vacaciones de Marbella (denominación por la que se conoció en los años 60) llegó a contar con todo tipo de servicios, desde instalacio-nes deportivas y comunitarias, comedor, restaurantes, peluquerías, tiendas, hasta una iglesia (hoy convertida en salones para reuniones y congresos).

Liberación de la servidumbre de tránsito, mejora de servicios y au-mento de la carga de trabajo

La construcción de esta residencia en los años 50 se retranqueo para preservar el cordón dunar embrionario existente, aun así, la zona sur de la residencia invade la servidumbre de transito del Dominio público marítimo terrestre, establecido en la Ley de Costa de 1988.

Desde hace años se vienen construyendo en distintas partes de la zona costera del municipio de Marbella una senda litoral, financiada con fondos del Gobierno central, la Junta de Andalucía, la Diputación provincial y fondos del propio Ayuntamiento.

Aun cuando la consolidación de esta senda litoral ha supuesto un im-portantísimo aliciente a la ya variada oferta de ocio que brinda nuestro litoral, su ejecución en muchos tramos se ha visto comprometida y/o dificultado de forma casi insalvable, por ocupaciones de suelos de Ser-vidumbre de tránsito o directamente de Dominio Público Marítimo Te-rrestre, por propietarios privados e incluso instituciones, como el caso de la mencionada Servidumbre de transito de la residencia Tiempo Libre.

Estas ocupaciones privadas han obligado al Ayuntamiento a realizar invasiones provisionales del DPMT en zonas muy puntuales, para garantizar la continuidad de dicha senda y poder celebrar eventos tan importantes, como fue la Vuelta ciclista a España del 2015 en Marbella, o la anunciada prueba de triatlón IRONMAN MARBELLA el próximo año, no obstante la ocupación de este suelo de pleamar, no puede ser ni permanente, ni recomendable.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ