La renovación del contrato de la zona azul abre una brecha entre IU y Podemos

Morales (IU) reprocha a Mendiola (Podemos) cobrar el mismo sueldo sin tener responsabilidades de Gobierno y esta le pregunta si quiere precarizar la labor de oposición

2017-08-11 11:36:00
La renovación del contrato de la zona azul abre una brecha entre IU y Podemos

Desde que Miguel Díaz, concejal de IU responsable de Movilidad dentro del tripartito, anunciase ayer la renovación del contrato de la zona azul el cruce de acusaciones y reproches entre el partido que lidera y Podemos –que afirmó que tal hecho supondría dar por rotos los acuerdos alcanzados entre la formación morada y el equipo de Gobierno- han acaparado las redes dejando patente que la cuestión ha abierto una brecha entre ambos partidos.

Si por la mañana era Díaz quien achacó a Podemos que no se hubiese integrado en el Ejecutivo local al asegurar que lo que hacía IU era “gobernar” y que, “por tanto, lo que tenemos que aceptar es lo mejor para la ciudad y no lo mejor para determinados intereses particulares, para determinados intereses de poder ocupar más o menos escena pública, mediática o protagonismo político, lo que queremos es que el protagonismo sea la ciudad y el impulso de la movilidad”. Por la noche era la otra concejal del grupo de Izquierda Unida, Victoria Morales, quien reprochaba en las redes sociales que la edil de Podemos, Victoria Mendiola, cobrase lo mismo sin estar en el Ejecutivo.

“Luchando desde fuera cobrando el mismo sueldo que sin asumir responsabilidades es bien. Mismo sueldo y asumiendo responsabilidad es mal”, respondió Morales a una cuenta que reprochó a IU el integrarse en el Gobierno para dejarse abrazar por el neoliberalismo, añadiendo además que “se puede luchar desde fuera, eso sí, sin sueldazos”.

Victoria Mendiola, edil de Marbella Sí Puede –marca local de Podemos- respondió a la dirigente de IU preguntándole si “además de privatizar ahora también queréis precarizar a concejales y diputados en la oposición”.

La línea de debate comenzó con un tuit de la cuenta de IU de Marbella en la que defendía la renovación de la zona azul con las mejoras introducidas basándolo en la “responsabilidad institucional e interés general para Marbella”, argumento esgrimido desde diversos miembros afines a la formación. Mientras que, miembros de Podemos, achacaron a la formación de izquierdas usar argumentos neoliberales para defender la continuidad de la privatización de este servicio.

‘KATA’ ASEGURA QUE EN ENERO DÍAZ PROMETIÓ RECUPERAR LA ZONA AZUL

También el portavoz de Marbella Sí Puede, José Carlos Núñez ‘Kata’ entró en el debate preguntando si el único argumento que desde IU podían usar para justificar la privatización era el que la formación morada no quisiese integrarse en el Gobierno. El responsable político también afirmó por la tarde que Miguel Díaz había prometido en enero recuperar la zona azul “y mintió”, aseverando que ahora cada uno podría juzgar si el concejal de IU decía la verdad o no.

El pasado miércoles Podemos compareció en rueda de prensa para afirmar que la renovación de la concesión de la zona azul sería considerada por la formación como una ruptura de los compromisos políticos que el tripartito mantiene con Podemos, decisión que además llevaría aparejada la retirada del apoyo al actual equipo de Gobierno. Postura en la que se reafirmaron después de conocerse la decisión de continuar la prestación del servicio por la actual concesionaria.

En febrero de 2017 Podemos-CSSP organizó una reunión del concejal de Movilidad con el Gerente de la EMT de Madrid de la que surgió una hoja de ruta para crear una Dirección General de Transporte encargada de gestionar todo lo relacionado con movilidad, entre ellos la Zona Azul o el servicio de Grúa. Sin embargo, parece que finalmente la reunión no consiguió que la prestación del servicio recayese en manos del sector público, decidiéndose la continuidad y en consecuencia que la formación morada haya advertido de que esto traerá consecuencias al tripartito.

No obstante, Díaz aseguró ayer que lo que se acordó con Podemos es que “se valoraría y se estudiaría el interés para la prestación directa de cuantos servicios municipales sean posibles, este –el de la zona azul- además porque acaba el contrato” añadiendo que “se ha realizado ese estudio, ese análisis y hemos visto que lo mejor para la ciudad era renovarlo con la batería de mejoras añadida”, motivo por el cual Díaz consideró que no se ha roto ningún acuerdo.

El edil añadió incluso que al presentar la propuesta de renovación a Podemos “no hubo una mala receptividad, viendo que incluso fue cogida con cierta empatía por alguno de sus miembros que entendieron que si gobernaran aceptarían y verían que eran buenas estas propuestas”.

Sin embargo, atendiendo al cruce de acusaciones entre miembros de ambos partidos parece que se ha abierto una brecha importante entre ambos partidos al quedar en entredicho uno de los puntos del acuerdo de investidura que apostaba por la defensa de lo público y ante el que Podemos parece no estar dispuesto a permitir más transgresiones.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ