Los alumnos de la Escuela de Hostelería de Benahavís, con una inserción laboral que roza el cien por cien, reciben sus diplomas

Margarita del Cid, presidenta de la Mancomunidad, “licencia” a estos nuevos profesionales

2017-04-21 15:10:00
Los alumnos de la Escuela de Hostelería de Benahavís, con una inserción laboral que roza el cien por cien, reciben sus diplomas

Los alumnos han recibido hoy sus diplomas

José María Ayala, vicepresidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, ha asistido hoy a la entrega de diplomas de la Escuela de Hostelería de Benahavís.

Los alumnos que han recibido sus diplomas logran una inserción laboral de prácticamente el cien por cien, al ser muy demandados por las empresas del sector, dada la alta calidad de la formación que reciben.

A ese respecto, Ayala ha señalado que “el hecho indiscutible de que la Costa del Sol sea uno de los destinos líderes del mundo, los datos así lo avalan, es un inmenso orgullo, pero también es una inmensa responsabilidad. Ocupar ese lugar de privilegio nos obliga a que tengamos que esforzarnos cada día para mantener nuestra posición de liderazgo. La única opción posible para seguir siendo lo que desde hace más de cincuenta años somos es la calidad. La calidad por encima de todo, hasta alcanzar la excelencia. Hacer lo que sabemos hacer y hacerlo mejor que nadie. La única forma de competir, de mantenernos en nuestro papel de liderazgo, es alcanzar altas cotas de calidad. La Costa del Sol debe empeñarse en ese objetivo, en mejorar cada día”.

Por ello, continuó el vicepresidente, “me alegra tanto estar aquí hoy. Porque estos alumnos a quienes entregamos sus diplomas, además de haber adquirido una sólida formación han realizado prácticas en establecimientos tan excelentes como el Hotel H10 de San Pedro, el Gran Hotel Benahavís, el Hotel Marbella Club, el Hotel Villapadierna o el Restaurante El Lago, por citar solo algunos de ellos. Y eso les da una formación envidiable y les convierte, desde ahora mismo, en partes fundamentales, imprescindibles, de esa maquinaria de la calidad que nos hace ser lo que somos. Estos alumnos, que desde hoy ya son auténticos profesionales, pondrán, allá donde vayan, un sello de calidad a su trabajo y, lo que es lo mismo, prestigiarán nuestro destino turístico”.

Los alumnos diplomados corresponden a las especialidades de camarero, curso que tiene una duración de un año lectivo, y de cocinero, cuya formación dura dos años. Además de las prácticas en empresas externas, el centro cuenta con un “Restaurante Escuela” donde hacen prácticas diarias para completar su formación.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ