Siempre combativo

Por Antonio Alcalá Nogueras

2017-09-11 08:00:00
Siempre combativo

La Vuelta a España terminó ayer una de sus ediciones más competidas de su historia y también una de las más emotivas con la retirada de Alberto Contador, el ciclista español con más grandes vueltas por etapas en su palmarés junto con Miguel Indurain, que cuelga la bicicleta tras protagonizar varios ataques espectaculares en la recién acabada ronda española. Con ese mismo espíritu combativo, también ha destacado el ciclista marbellí Luis Ángel Maté que, antes de la última semana de la carrera, ya había logrado dos premios de la Combatividad en la séptima etapa y en la siempre impresionante etapa con final en la sierra jiennense de La Pandera.

Maté ya avisó que tendría más libertad de movimientos en la Vuelta a España y lo ha demostrado con creces buscando incansablemente una victoria de etapa. Siempre ha intentado meterse en las fugas usando su mejor arma, el ciclismo de ataque. En la séptima etapa, que finalizaba en Cuenca, logró fugarse con trece corredores y terminó octavo en la meta a un minuto y veinte segundos del ganador. Poco después sufrió una caída en un descenso pero se recuperó lo mejor posible para afrontar las etapas que recorrían Andalucía, que siempre son especiales para los ciclistas de la tierra.

La etapa de la Pandera era una jornada marcada por nuestro corredor para intentar la victoria pero la escapada, que tenía mucho nivel, no llegó hasta la meta por el gran trabajo de los equipos que disputan la clasificación general. Maté se cortó finalmente de la fuga pero logró acabar la etapa en el puesto 24 después de aguantar en el grupo de los favoritos. Al escribir estas líneas, aún restaban algunas etapas pero nunca dejó de atacar y de dar espectáculo siguiendo su instinto combativo. Tras correr el Tour y la Vuelta, nuestro ciclista ya piensa en la próxima temporada, que tendrá el aliciente de la salida desde Málaga y el paso por Marbella de la ronda española.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ