28.7 C
Marbella
martes, mayo 24, 2022

¿Se nace o se hace? Y yo digo que las dos

Must read

El Carnaval se empieza de puertas adentro, el día que tu madre te viste de payaso, de leoncito (que va más ‘abrigaito’) o de viejecito en tu primera cabalgata. Siendo niño ya juegas al disfraz con una gorra vieja de tu padre y unas gafas de sol.

Pero también prestas atención a cómo los comparsistas ponen su manita en el pecho en el trío del pasodoble.

Es, a partes iguales, imitación y vocación. La necesidad de expresar algo cantado a compás de caja y bombo pero a la vez y sin saber porqué, es algo innato, que se escapa casi sin esperarlo del corazón.

El Carnaval tiene las puertas muy grandes. Se llega a él por caminos muy diferentes: amor, amistad, inquietudes musicales…y una larga lista.

En mi caso llegó de la que creo que es la forma más sencilla, bonita y verdadera.

A través de mi familia.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article