30.7 C
Marbella
martes, mayo 24, 2022

La previsión de lluvia obliga a Santa Marta a suspender su salida resignándose a realizar un encuentro en la puerta de la Encarnación

Must read

La previsión de lluvia llevó a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo, María Santísima de la Encarnación, Santa Marta, San Lázaro y María a tomar la difícil decisión de no salir a procesionar por las calles de Marbella. No obstante, las ganas de encontrarse con los vecinos de la ciudad, después de tres años sin poder salir por la pandemia, hicieron que la conocida como Hermandad de los Hosteleros realizase una pequeña salida a la plaza de la Iglesia, donde bailaron y mecieron a sus Sagrados Titulares.

Poco después de las 19:00 horas se conocía la noticia, Santa Marta tendría que esperar un año más para recorrer las calles de la ciudad. En un primer momento se determinó que se organizaría un acto en el interior de la parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, pero finalmente y tras esperar a que remitiese la ligera llovizna que calló en torno a las 21:00 horas, le Hermandad decidió salir a la plaza de la Iglesia. 

El primero en pisar la calle fue Nuestro Padre Jesús Cautivo, que salíó en el trono de San Bernabé acompañado por un importante número de nazarenos, muchos de ellos niños, que se agruparon en uno de los laterales de la puerta de salida, al otro lado, la Agrupación Musical Marbella, encargados de poner la música a una noche de Martes Santo distinta, aunque no por ello menos emotiva. El C

Tras el Cautivo salía el trono de los Hermanos de Betania, portado por mujeres, y que estuvo acompañado por sus nazarenos y una representación de mujeres de la Policía Nacional. Ya en la puerta de la Encarnación, las mujeres de Santa Marta bailaron el trono con sus inconfundibles y característicos movimientos.

La última en reencontrarse con los vecinos de la ciudad fue María Santísima de la Encarnación, que salía junto a su cortejo de Nazarenos y de Mantillas. 

Una vez que los tres tronos se encontraron en la puerta, la Hermandad bailó a sus tronos. En torno a las dos horas estuvieron los Sagrados Titulares en la plaza de la Iglesia para que los vecinos que hasta allí se habían acercado pudiesen acompañarlos el mayor tiempo posible. Antes del encierro no faltó el tradicional reparto de tortas. 

Concluía su salida la Hermandad de los Hosteleros que pone la vista ya en el 2023 para poder volver a reencontrarse por las calles de Marbella con sus fieles y devotos.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article