20.7 C
Marbella
domingo, junio 23, 2024
- Advertisement -spot_img

Continúa el ‘impasse’ en Urbanismo, el tripartito no consigue recabar apoyo para la aprobación definitiva de la adaptación del PGOU a la LOUA

Must read

Tras el fallido intento de febrero, en el que el equipo de Gobierno se vio obligado a retirar del orden del día la aprobación inicial de la adaptación del Plan General de Ordenación Urbana a la Ley de Ordenación Urbana de Andalucía por no haber logrado recabar el apoyo necesario de algún partido (PP-Marbella Sí Puede) de la oposición, en el mes de abril el municipio logró sacar adelante la aprobación inicial del documento urbanístico tras incluir una serie de enmiendas presentadas por la marca de local de Podemos. Sin embargo, según ha podido conocer y confirmar Marbella Directo, la existencia de un informe de técnicos del área de Urbanismo impiden la ejecución de las enmiendas de la formación morada, lo que habría dejado en una situación de ‘impasse’ la aprobación definitiva de la adaptación quedando de nuevo el urbanismo de la ciudad en una situación de incertidumbre mientras el tiempo sigue corriendo.

Desde Marbella Sí Puede, el portavoz de la formación, ‘Kata’ Núñez, defendió la postura por la que ya apostaron en el Pleno de abril defendiendo las enmiendas que presentaron y que además recibieron el visto bueno del órgano municipal con el apoyo del tripartito. Un debate que vuelve a planear sobre las lindes del municipio, que vuelven a ser objeto de controversia, así el edil afirmó que “nosotros ahí nos vamos a mantener firmes, no vamos a aprobar nunca un documento que altere las lindes del municipio, nosotros tenemos también nuestros argumentos jurídicos, y eso está aprobado en Pleno”.

“Hay gente que está interesada en echar esto para atrás, por algún extraño motivo en un documento que van a hacer de nuevo vuelve a aparecer el mismo error de las lindes cuando cogemos y metemos la enmienda, porque eso es un error porque hay una sentencia judicial que dice que eso es un error y ahora salen con informes”, manifestó ‘Kata’ en una actitud muy crítica con todo lo que estaba aconteciendo en torno a la aprobación del Texto Refundido de adaptación.

La enmienda de adición que presentó la formación contemplaba que antes de la exposición al público, se corregirían todas las disposiciones de la Adaptación Parcial del Plan General de Marbella a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía relativas a todos los linderos que delimitan el término municipal de Marbella.

Una corrección que traía como fin el dar cabida a una sentencia judicial que determina que un PGOU no puede alterar los límites territoriales de un municipio, que es lo que pasaría con el que ahora estaría vigente en la localidad, el del 86, después de que el Tribunal Supremo anulara el de 2010.

“Es de sentido común, no hay que ser un doctor jurídico, hablamos de una adaptación de un documento que se ha quedado antiguo y que hay que adaptarlo a la nueva legislación y entre las cosas que hay que adaptar ha salido una sentencia judicial que dice que los PGOU no pueden alterar las lindes”, explicó ‘Kata’ a este medio añadiendo que “una enmienda informativa, informa de cuál es la linde que introducía el PGOU del 86 y cuál es la linde que marca la sentencia”.

No obstante, el citado informe realizado por los técnicos de Urbanismo apuntaría a la imposibilidad de poder ejecutar la petición de Marbella Sí Puede. Una decisión con la que no están de acuerdo desde la formación, “esto es como los médicos, hablas con uno y te dice un tratamiento y hablas con otro y te da otro, con cada uno que hables te da un argumento jurídico para demostrar una cosa u otra”, situación ante la que el edil manifestó su indignación avisando además que la formación a la que representa no apoyará la aprobación del documento si no se tiene en cuenta la enmienda presentada por ellos. “Si quieren aprobar una rectificación en el Pleno, que la apruebe el PP nosotros no”, concluyó el edil.

Mientras tanto, la aprobación definitiva en Pleno sigue sin tener fecha y sin que se conozca una posible solución definitiva, tal y como manifestó el portavoz de Marbella Sí Puede, “lo único que sabemos es lo que nos comentó Isabel Pérez –concejala del área-, que estaba habiendo problemas porque los técnicos en Urbanismo decían que no era viable, pero claro, son los mismos que hicieron el documento inicial que no incluía esas enmiendas”.

POSTURA DEL PARTIDO POPULAR

Desde la formación popular se muestran abiertos al diálogo y a la posibilidad de establecer una negociación para conseguir sacar adelante la adaptación ya que, tal y como señala el concejal popular responsable de los asuntos de Urbanismo, Cristóbal Garre, “nosotros no tenemos interés ninguno en bloquear Urbanismo, lo que queremos es que salgan las cosas”.

Garre afirmó que aún no habían podido ver ese documento pero que “ya nos habían dicho los técnicos que no eran viable, que eran unos temas inejecutables”. Unos problemas que desde el PP aducen a motivos relacionados con la “publicidad” del documento. Según señalan desde la formación popular, lo que solicita Podemos es “abrir un período de alegaciones sobre algo que ya es firme desde hace 30 años, se pueden hacer alegaciones sobre las últimas modificaciones, pero no sobre lo que está firmado desde hace 30 años”, explicó el concejal popular.

Unas reclamaciones que lamentan que lo están produciendo es que “se retrase una barbaridad la aprobación de todos los documentos en los que han estado trabajando desde la delegación, una pérdida de tiempo total con los tiempos que corren y la que está cayendo en Urbanismo”

El Partido Popular quiere que el Urbanismo vuelva a cobrar fuerza y que se solucione la situación de la ciudad, ahora bien, no a cualquier precio, “la postura nuestra es que si admiten empezar de una vez ya la gestión del nuevo plan nosotros pudiéramos aprobarles el documento con todos los informes favorables, nosotros no vamos a dar el sí a un documento que no tenga todas las garantías”.

“Con nosotros se pueden sentar a negociar perfectamente pero que se sienten, no que nos lleven un punto a Pleno sin saber de lo que va el tema”. “Están funcionando con doce concejales en minoría y tienen una prepotencia que no puede ser, quieren nuestro voto sin sentarse con nosotros a negociar, les vamos a exigir que lo primero esté licitado el nuevo plan que llevamos dos años sin hacerlo”, incidió el edil, quien recordó que “prácticamente la totalidad de los temas de Urbanismo necesitan mayoría reforzada y no la tienen, tienen que pasar por los chantajes de Podemos que ya estamos viendo que son ilegales”.

Un panorama que ha hecho que el documento oficial siga a la espera de ser llevado a Pleno para conseguir que sea aprobado definitivamente y que la normalización urbanística vaya llegando poco a poco a la ciudad.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article