22.9 C
Marbella
martes, agosto 16, 2022

Ego, mi amor

Must read

¿Alguna vez escuchaste que el ego era algo malo? ¿Alguna vez te dijeron: – «No seas demasiado egocéntrico o egocéntrica»?

Pues bien, hoy en esta columna quiero invitarte a que hagas las paces contigo y con aquellas personas que en algún momento quisieron implantar, o tal vez lo hicieron, la idea de que el ego era algo negativo.

Si le damos una vuelta a la idea del ego, podemos entender que el ego es la conciencia que tiene cada individuo. El yo que nos define como UNIDAD VITAL.

Y a su vez, esa conciencia tiene una extensión donde a veces podemos caer en el egocentrismo, como todos los excesos podremos decir que eso es malo, pero también podemos decir que todo lo que sale de nosotros habla de nosotros.

Hoy quiero que tu «ego», tenga el tamaño que tenga, lo interioricen, lo hagas parte de ti y que lo coloques en el sitio donde debe estar.

En el autoconocimiento las partes que nos forman, entre ellas el ego, debemos encajarlas, reeducar las, entenderlas, pero por sobre todas las cosas, amarlas.

Muchas veces nuestro ego fue herido, maltratado, rebajado, y de ahí vienen los problemas de autoestima, de inseguridad y de muchas otras cosas que hoy en día se traducen en «LA VIDA QUE TENGO». Una vida llena de inseguridades, e incertidumbres, y de un montón de cosas que me faltan porque no he tenido el ego suficiente para creerme que yo sí era capaz de lo que sea y sólo me creí capaz de los que otros creyeron sobre mí.

Hoy quiero decirte que el ego no es tan malo como te lo pintaron, sino todo lo contrario, el ego forma parte de ti, y en el momento que lo incluyes a lo que tú eres, lo incluyes a la unidad que tú conformas, esto quiere decir que si yo soy una sola cosa también soy eso, también soy EGO.

Siempre estamos buscando el AMOR INCONDICIONAL, PUES ESE AMOR, TAMBIÉN AMA AL EGO.

Ámate de forma incondicional, ama también a tu ego y te darás cuenta que no es tan malo, ni tan grande, ni tan peligroso como te hicieron creer, sino todo lo contrario. Tiene el tamaño justo que tú le has permitido que tenga.

Mírate con más amor, mírate por completo e incluye a tu ego todos los días de tu vida.

Con amor, Carolina Castro.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article