23.9 C
Marbella
jueves, septiembre 29, 2022

El nuevo parque Xarblanca, tres en uno: Más espacio verde, aparcamiento e instalaciones para el colegio 

Must read

La zona norte del casco urbano de Marbella disfruta de un nuevo parque que el Ayuntamiento ha habilitado en lo que es una actuación que ha solucionado tres problemas al mismo tiempo. Porque si ya es importante tener un espacio verde de casi 3.500 metros cuadrados, no menos lo es disponer de casi 40 plazas más de aparcamiento para los residentes en la zona y que el colegio anejo, el Xarblanca, disponga de una nueva entrada (o salida), que como añadido, garantiza la seguridad de los escolares y sus madres y padres al no estar pegada a las transitadas calles del barrio.

Los trabajos, terminados a principio de mes, han convertido una explanada sin pavimentar y con apenas una capa de gravilla, en un área de estacionamiento de, exactamente, 39 plazas, siendo dos de ellas para personas con diversidad funcional. Además, y ante la afición cada vez más extendida entre la juventud por la calistenia, se ha aprovechado esa zona noroeste de la obra para crear un gran espacio para la práctica de esa modalidad deportiva.

En esa renovada parte de la parcela ha habido sitio también para una zona ajardinada de casi 1.000 metros cuadrados. Pero donde cogen protagonismo de verdad los espacios verdes son en los 2.500 metros cuadrados creados en el sur. Allí hay lugar para que los más pequeños disfruten de columpios, toboganes y todos los elementos habituales de un parque infantil. Medio kilómetro cuadrado ocupa. El resto, exactamente 1.945 metros, son jardines y circuitos peatonales para todas las edades. También el deporte está presente en esta área con una pista de baloncesto.

A los aparcamientos, los espacios verdes e incluso las zonas deportivas, se une en esta ocasión como beneficiado por los trabajos el colegio público Xarblanca. La obra, ejecutada por Probisa Vías y Obras SLU. , se traduce también en un acceso al centro educativo, en la parte sur, de 65 metros cuadrados. Ahora los pequeños entrarán y saldrán de clase de forma segura, evitando hacerlo, como ocurría antes, junto a una calle por la que a menudo hay un gran tránsito de vehículos. La seguridad también la ganan las madres y los padres de los escolares, al no tener que esperarles en ese, hasta cierto punto, peligroso espacio pegado al trasiego de los coches. 

u
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -

Latest article