16.7 C
Marbella
viernes, mayo 24, 2024
- Advertisement -spot_img

Marbella cuenta con un dispositivo municipal de casi 1.300 efectivos en la lucha contra el COVID-19

Must read

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Eduardo Díaz, ha comparecido esta mañana junto con el Comisario de la Policía Nacional de Marbella, Enrique Lamela, y el Jefe de la Policía Local, Javier Marín, para realizar un balance de las actuaciones realizadas desde el dispositivo de emergencia por parte del Ayuntamiento de Marbella y con la dirección y tutela de la Policía Nacional y el estado.

De este modo, se ha informado de que el municipio ya activó el estado de pre-alerta el 9 de marzo y el día 13 de ese mes, anticipándose a la declaración el Estado de Alarma, se determinó activar el Plan de Emergencia, “adelantándonos y permitiéndonos organizar todo lo que conlleva este plan, saber de qué medios se disponía y qué mecanismos íbamos a poner en marcha para afrontar esta crisis”, destacó Díaz.

Desde ese momento, se ha puesto en marcha un operativo municipal que “incluye a 370 policías locales, 75 bomberos, 90 voluntarios de Protección Civil, 247 trabajadores de Residuos Sólidos Urbanos, 412 de Limpieza, todo el dispositivo de la delegación de Sanidad del Ayuntamiento, los servicios de urgencia de electricidad, obras, parques y jardines, en definitiva, un dispositivo cercano a los 1300 efectivos que están desplegados para dar seguridad y tranquilidad”, informó el concejal que recordó que a este personal hay que sumar el despliegue de la Policía Nacional y la Guardia Civil”.

Un dispositivo que se gestiona desde la Comisión de Coordinación y Seguridad del COVID-19 y que desde que se decretase la prórroga del Estado de Alarma se ha reunido en tres ocasiones, el 27 de marzo y el 1 y 3 de abril “para poner en común las estrategias que se han ido llevando a cabo”, precisó Díaz.

El responsable municipal de Seguridad Ciudadana recordó además que la coordinación con el Servicio Andaluz de Salud y con la gerencia del Hospital Costa del Sol, ha sido “permanente”, “con varias reuniones en las que se han tratado los planes de contingencia para las situaciones que han venido y las que quedan por venir”. “Tenemos unos servicios sanitarios de los que podemos sentirnos orgullosos por la anticipación al problema que han tenido y el trabajo que están desarrollando”, valoró Díaz, que explicó de forma pormenorizada la actuación que han desarrollado los diferentes equipos de seguridad municipales.

POLICÍA LOCAL

En relación con la Policía Local, informó de que su actividad se ha centrado, en colaboración con la Policía Nacional, en “la seguridad ciudadana, con identificaciones y controles preventivos”.

Aunque no toda la actividad se ha centrado en esta función, así el edil ha querido destacar “la parte humana” del cuerpo policial. “Son innumerables las acciones solidarias que han llevado a cabo con los más mayores o personas necesitadas, desde recoger medicinas a ayudarles a tirar la basura o incluso rescatarles en sus viviendas si han tenido problemas”.

La Policía Local ha sido también un activo importante en los distintos planes de protección que se han desplegado en la ciudad como el de las entidades bancarias para el cobro de pensiones o la vigilancia en centros de salud y lugares estratégicos, según informó el edil, que recordó también la importancia que las nuevas tecnologías han tenido en la ciudad en relación con la seguridad durante la lucha contra el COVID-19. Así, en Marbella “se desplegaron y está en funcionamiento la unidad de drones y hay que destacar la sala de videovigilancia desde donde se controlan y vigilan muchas de nuestras calles”.

BOMBEROS

Los bomberos de Marbella también “han estado muy presente en todas las decisiones y operativos”. Hasta doce bomberos trabajan de forma permanente “desarrollando técnicas y preparándose materialmente para intervenir en una situación de riesgo biológico como el actual”.

Dentro de las actuaciones realizadas por este cuerpo han sido pocas las intervenciones en viviendas, aunque “sí hay que destacar que han sido muchas en viviendas”, especialmente, para ayudar a vecinos en labores ordinarias o pérdidas.

La desinfección de los centros de salud de todo el término municipal, que se realizan dos veces al día, ha sido otra de las tareas que han asumido los bomberos, que en este sentido han realizado más de ochenta actuaciones en todo el término municipal. Además, los bomberos han colaborado en la formación de la Policía Local en el uso de las herramientas de protección para el desarrollo de su trabajo y junto con ellos en la realización de reconocimientos por la ciudad para comprobar el grado de cumplimiento del confinamiento.

PROTECCIÓN CIVIL

Los voluntarios de Protección Civil son otros de los cuerpos que se han sumado al Plan de Emergencia. Son más de 90 personas las que se encuentran activas además de haberse producido un “incesante goteo de personas que quieren colaborar”, ha explicado el edil.

Casi dos mil horas de servicio son las que ya han prestado estos voluntarios que colaboraron desde la primera fase del plan de emergencia dando a conocer la situación del estado de alarma con una labor pedagógica e informativa a la ciudadanía.

También se encargan de la gestión de un almacén logístico que se ha puesto en marcha para almacenar no sólo las donaciones sino también “para todos lo que recibimos de material, vamos previendo y adelantándonos al material para el caso de que se pueda prolongar el estado de alarma”.

El reparto de alimentos desde Cáritas a Bancosol es otra de las labores en las que colabora Protección Civil “para que se haga de forma ordenada y segura”, así como en las de protección y cuidados de los dos pabellones de ‘sin techo’ que se han habilitado en la ciudad.

La última función a la que se incorporarán los voluntarios, y que comenzarán a desarrollar a partir de hoy, según ha explicado el concejal del ramo, es en la campaña de desinfección que se está llevando a cabo en distintas zonas de la ciudad y en la que participarán en colaboración con las delegaciones de Limpieza y Sanidad”.

Díaz, concluyó recordando que “el sacrificio realizado merece la pena mantenerlo” y que “no se puede tirar por tierra, hay que aguantar este tirón final, mantenernos en casa y cumplir con las normas establecidas”.

Por su parte, Lamela, destacó que en general la ciudadanía está respetando el confinamiento aunque lamentó que “hay personas que son reticentes a este cumplimiento y nosotros, tras unos días de acción pedagógica, empezamos a hacer las propuestas de sanción”.

Hasta ayer, la Policía Nacional ha gestionado más de un millar de sanciones por haber infringido el Real Decreto, y “hemos detenido a reincidentes y reiterativos en saltarse el confinamiento” instruyéndose las oportunas diligencias para que pasasen a disposición judicial”, informó el Comisario.

Lamela destacó que en estos momentos Marbella “está muy segura” e informó de las labores que han desarrollado desde la Policía Nacional, acompañando a la Unidad Militar de Emergencia y la Legión del Tercio de Ronda en las labores de reconocimiento, control y desinfección que han realizado por la ciudad.

Desde que se decretase el estado de alarma, se ha potenciado la brigada de Seguridad Ciudadana, “dotándolos de incorporaciones o trasladando a funcionarios desde otras brigadas que ahora tienen menos trabajo”.

El comisario informó de que “se están incrementando los controles y las vigilancias en aquellos lugares que pensamos que podrían ser más críticos como sucursales bancarias, polígonos o establecimientos de alimentación, aunque no ha habido alteración digna de resaltar”.

En relación con la colaboración con la Policía Local, se continúan realizando controles selectivos, sobre todo, los fines de semana para evitar traslados a segunda residencia, “tenemos que tratar de evitar que la gente salga a segunda residencia y que gente que tenga segunda residencia en Marbella pueda venir”, precisó Lamela.

Otro de los ámbitos en el que está trabajando especialmente la Policía Nacional es en el de los malos tratos y violencia de género, “desde el confinamiento estamos a unos niveles exactamente iguales al año anterior, incluso han bajado los delitos denunciados de violencia de género”. No obstante, el comisario ha lamentado que “sí es verdad que a medida que pasan los días, la gente está más cansada y empiezan a aflorar las discrepancias que hay entre los miembros de la unidad familiar”, una situación ante la que Lamela ha tomado la determinación de dar “órdenes para que por parte de la Unidad de Protección de la Familia y la Mujer se lleve un control más exhaustivo de las que hayan sido víctimas”. Por último, en este sentido, ha recordado que la aplicación Alercops, ha incorporado un botón de SOS para estas víctimas.

El jefe de la Policía Local ha agradecido al Ayuntamiento las medidas puestas en marcha para proteger a los agentes, “para poder atender bien a los ciudadanos había que tener bien atendidos a los trabajadores”.

Marín informó de que desde el inicio del confinamiento, la Policía Local de Marbella ha tramitado 1.290 denuncias por incumplimiento del estado de alarma, aunque, en sintonía con lo defendido por Lamela, ha destacado que “esas personas que se saltan el confinamiento son la excepción”.

Con el objetivo de dar mayores garantías de protección, “se han organizado servicios de forma rotativa y con turnos solapados para que no coincidieran todos los agentes al mismo tiempo”, informó el jefe policial que precisó que “se han estructurado patrullas fijas para que en el caso de que algún compañero resultara afectado el daño no fuera muy drástico”.

Durante el estado de alarma, la Policía Local ha sido la responsable de dar cumplimiento de las medidas de cierres de centros educativos y residencias de mayores, se han ocupado de facilitar material sanitario y se ha dado formación para ponerse y quitarse los equipos de protección.

Con el objetivo de garantizar la seguridad de los agentes también se ha intensificado la protección para vehículos con fundas para volante y palancas de cambio. Además se han desinfectado los vehículos todos los días y una vez a la semana de forma intensa

Otra de las medidas que ha adoptado la jefatura ha sido la de tomar la temperatura a los policías que entren de servicio, “si hubiésemos detectado anomalías se hubiese puesto en cuarentena”, precisó. Así mismo, se han determinado medidas de personal en cuanto a retirar del servicio ordinario a agentes por edad o por circunstancias familiares o de salud, una determinación que “se ha llevado a cabo desde el primer día para poder atender a la ciudadanía sabiendo que nosotros también estamos seguros”.

AGRADECIMIENTOS A LA CIUDADANÍA Y AL PERSONAL ESENCIAL

Los tres dirigentes han coincido en agradecer a trabajadores esenciales y a todos los ciudadanos de Marbella la actitud mantenida desde que se decretase el Estado de Alarma.

ASÍ, Díaz ha mostrado su “gratitud a todo el dispositivo de emergencia y sanitarios y todas las personas de servicios esenciales que están en la primera línea de batalla frente al COVID-19” al tiempo que ha recordado a “todos los que tienen familiares ingresados o que han perdido a alguno”, “el tiempo hará que podamos despedirnos de una manera más formal”, precisó el edil.

En esta línea, Lamela ha transmitido su agradecimiento y felicitaciones para toda la ciudadanía de Marbella por el buen comportamiento que están adoptando en esta dura medida que es el confinamiento”. “Es una medida muy dura, difícil de llevar pero lo están haciendo extraordinariamente y las incidencias son mínimas”.

Por su parte, Marín ha manifestado su “apoyo y respaldo a los enfermeros, médicos y colectivos que luchan contra el coronavirus y a esos otros sectores y esa parte que no se ve” y a destacado como “todos los empleados se pusieron a disposición desde el primer minuto, no ha hecho falta llamar a nadie, todo el personal se ha personado para ponerse a disposición”.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article