18.7 C
Marbella
sábado, abril 13, 2024
- Advertisement -spot_img

Óscar Cazorla pregona a San Juan Evangelista, patrón de la Juventud Cofrade, haciendo un llamamiento a los jóvenes para que sean parte “del presente, del ahora y del futuro” de las hermandades

Must read

La parroquia del Santo Cristo del Calvario acogió el pasado sábado, 28 de diciembre, el II Pregón Joven en Honor a San Juan Evangelista, cuya festividad se celebra el día 27 siendo además el patrón de la Juventud Cofrade. Un acto organizado por la Muy Ilustre, Venerable y Fervorosa Hermandad de Nazarenos y Cofradía Salesiana de Culto y Procesión del Santísimo Cristo de la Exaltación y María Santísima del Calvario y su Grupo Joven y que fue ofrecido por Óscar Cazorla, presidente y uno de los fundadores de la Asociación Parroquial Nuestra Señora de la Amargura del barrio Leganitos y hermano de la Hermandad del Cristo del Amor, de la Soledad y de la Virgen del Carmen.

Al pregón acudió el párroco de la iglesia del Calvario, Rafael Rodríguez Sainz de Rozas, el Hermano Mayor de la Hermandad organizadora, Jesús Madueño, así como de las de la Soledad, Isabel Mata; el Nazareno, Juan Pedro Pérez Duarte; Santa Marta, Francisco Bootello; San Bernabé, José Manuel Orozco, y varios representantes de la Hermandad Sacramental; y el presidente de la Agrupación de Cofradías de Marbella, Francisco Gil.

Tras mostrar su agradecimiento “con mis palabras pero también con mi corazón” a la Junta de Gobierno de El Calvario y a su Grupo joven “por confiar en mí para esta hermosa misión”, así como a su familia, amigos y a “aquellos que saben compartir mi amor a esta bendita locura”, el pregonero, recordó al discípulo de Jesús, representado en la advocación del Cristo de la Exaltación para luego dirigirse a los cofrades, “no olvidéis nunca que un día fuisteis jóvenes, no os olvidéis de esa juventud tan bella”.

Cazorla, bien nutrido en las ganas e ilusión de los jóvenes por la defensa de los valores y la vida cofrade, alabó la labor de aquellos que sin miedos se sumergen en este mundo de fe, “observo y admiro a una generación preparadísima y llena de virtudes, demasiada castigada por la desconfianza”, señaló al tiempo que hizo un llamamiento a los jóvenes cofrades para que se impliquen de forma total y sin cortapisas en el día a día de una hermandad, “no aceptéis que os digan sois el futuro, no os conforméis con promesas lejanas, sentíos parte del presente, del ahora y del futuro”.

“Desembocad en las hermandades, que os están esperando, y no tengáis prisas, ni os preocupéis del tiempo que podáis dedicarles, lo que si os pido, es que os impliquéis, que no seáis menos que nadie, que por si algo anda este mundo sobrado es de aficionados distantes”, refirió el pregonero en alusión a las “demasiadas túnicas colgadas, demasiados bancos vacios mientras los cultos o demasiadas sillas libres en los cabildos”, antes de concluir con un ¡Viva San Juan Evangelista! correspondido por el público y que sirvió para poner el broche final a un pregón breve pero cargado de sentimiento y de demostración de la fe cristiana que vive en los corazones de muchos jóvenes que permiten que la devoción cristiana siga latente en la sociedad.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article