21.7 C
Marbella
lunes, julio 15, 2024
- Advertisement -spot_img

Reconocimiento a la trayectoria deportiva y vinculación a la ciudad a Carlos Sevillano, que será propuesto como Ciudadano Honorario

Must read

El que fuese jugador de baloncesto del Real Madrid y de la Selección Española, Carlos Sevillano, ha sido reconocido esta tarde en el Palacio de Congresos Adolfo Suárez por su trayectoria deportiva y por su vinculación con la ciudad, donde lleva veraneando 80 años -desde que vino por primera vez con su familia con solo dos meses-. Un reconocimiento en el que la alcaldesa de la ciudad, Ángeles Muñoz, ha avanzado que se propondrá a Sevillano para que sea distinguido como Ciudadano Honorario de la ciudad.

El acto ha estado dirigido por el abogado local, Juan Luís Gámez, y ha estado presente la familia al completo del homenajeado y numerosos amigos de la ciudad, ya que, como él mismo ha reconocido, “tengo más amigos aquí que en Madrid”, y estos, no podían fallarle en una ocasión tan especial.

Durante el acto, el concejal de Deportes de Marbella, Manuel Cardeña ha entregado el primer reconocimiento ‘Marca Marbella Leyenda’ y desde el recién fundado Marbella Basket, club de baloncesto que ha logrado unificar las tres canteras que existían en la ciudad, se ha hecho entrega de una bufanda del club.

Un emotivo homenaje en el que se ha repasado la historia del jugador en un vídeo en el que han participado antiguos compañeros de profesión y en el que se ha hecho entrega de un ramo de rosas a la mujer del jugador, María Ángeles García.

Carlos Sevillano ascendió del filial blanco, Hesperia, en 1959, pasando once temporadas en el primer equipo donde se labró un palmarés impresionante con cuatro Copas de Europa, nueve Ligas y seis Copas de España.

Será siempre recordado por la velocidad con la que ejecutaba los contragolpes, algo que según él se debía a que sus compañeros eran un seguro en el rebote. Fue el capitán en las cuatro primeras Copas de Europa del Real Madrid, logradas en el plazo de cinco años. Sevillano se convirtió también en un fijo de la selección, con 96 internacionalidades.

Una grave lesión de rodilla frenó en seco su carrera en la temporada 1967-68. Se rompió el tendón rotuliano y se pasó casi toda la temporada en blanco. En su vuelta a las canchas ya no era el mismo y a los pocos meses decidió retirarse. El Real Madrid y la Federación Española homenajearon a este gigante del baloncesto nacional en el Torneo de Navidad de 1970. Bonito final para un jugador enorme.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article