33.7 C
Marbella
domingo, junio 26, 2022

Starlite homenajea al mito Freddie Mercury con God Save the Queen

Must read

Starlite Catalana Occidente es soñar en letras mayúsculas. Y fiel a esta premisa, el festival vivió anoche una de las más ilusionantes, una noche en la que Freddie Mercury y sus temas -convertidos en himnos mundiales- volvían a llenar escenarios, a acelerar corazones y a hermanar seguidores de varias generaciones de edad. 

La banda británica God Save The Queen es el mejor espectáculo del mundo sobre Queen y ayer volvía a Starlite Catalana Occidente después de su éxito en 2019. Sus orígenes se remontan a prácticamente tres décadas, con el fallecimiento del artista Freddie Mercury, y año tras año los componentes han podido comprobar el magnetismo que la banda y la figura de una de las estrellas más excepcionales y arrolladoras de la historia de la música mundial siguen provocando alrededor de los 5 continentes.

God Save The Queen brindó algo más que una noche de música y canciones. Embarcó al público de Starlite Catalana Occidente en un viaje en el tiempo con destino al pasado. Les transportó a la época dorada de la música moderna y creó un recuerdo imborrable que quedará para siempre en sus recuerdos. 

Los componentes de la banda argentina, con Pablo Padín en el rol de Freddie Mercury, emularon de manera magistral los ademanes, giros vocales y actitud sobre el escenario del grupo al que rinden culto. Sobre las tablas de Starlite Catalana Occidente, una suerte de espejismo que encadenó, como si de los originales se tratase, éxito tras éxito de Queen. «Another One Bites The Dust», «Somebody To Love», «Under Pressure», «Bohemian Rhapsody«, «Radio Gaga» o «Show must go on», entre otros tantos, hicieron que el Auditorio al completo se pusiese de pie, convirtiendo Starlite Catalana Occidente en una auténtica pista de baile en la que los danzantes cantaban al unísono cada estribillo. 

Cerrando la brillante actuación y como clímax de la noche, la banda que rinde tributo a Queen reservó los archiconocidos «We are the Champions», «Don’t Stop Me Now» y «I want it all». Con estos títulos el Auditorio se entregó, más si cabe, a los brazos del recuerdo imborrable de un grupo musical irrepetible que ha dejado una gran huella en la historia de la música universal, considerada de las bandas más influyentes del mundo. Sin duda, una noche para el recuerdo, especialmente dirigida a los nostálgicos incondicionales de la voz de Freddie Mercury, su teatralidad sobre el escenario y la potencia de una banda que rubricó su mejor actuación en el concierto de Wembley en 1986. 

Entre quienes no quisieron perder la oportunidad de revivir a Freddie Mercury se encontraba Gunilla Von Bismarck

Starlite Catalana Occidente es soñar en letras mayúsculas. Y fiel a esta premisa, el festival vivió anoche una de las más ilusionantes, una noche en la que Freddie Mercury y sus temas -convertidos en himnos mundiales- volvían a llenar escenarios, a acelerar corazones y a hermanar seguidores de varias generaciones de edad. 

La banda británica God Save The Queen es el mejor espectáculo del mundo sobre Queen y ayer volvía a Starlite Catalana Occidente después de su éxito en 2019. Sus orígenes se remontan a prácticamente tres décadas, con el fallecimiento del artista Freddie Mercury, y año tras año los componentes han podido comprobar el magnetismo que la banda y la figura de una de las estrellas más excepcionales y arrolladoras de la historia de la música mundial siguen provocando alrededor de los 5 continentes.

God Save The Queen brindó algo más que una noche de música y canciones. Embarcó al público de Starlite Catalana Occidente en un viaje en el tiempo con destino al pasado. Les transportó a la época dorada de la música moderna y creó un recuerdo imborrable que quedará para siempre en sus recuerdos. 

Los componentes de la banda argentina, con Pablo Padín en el rol de Freddie Mercury, emularon de manera magistral los ademanes, giros vocales y actitud sobre el escenario del grupo al que rinden culto. Sobre las tablas de Starlite Catalana Occidente, una suerte de espejismo que encadenó, como si de los originales se tratase, éxito tras éxito de Queen. «Another One Bites The Dust», «Somebody To Love», «Under Pressure», «Bohemian Rhapsody», «Radio Gaga» o «Show must go on», entre otros tantos, hicieron que el Auditorio al completo se pusiese de pie, convirtiendo Starlite Catalana Occidente en una auténtica pista de baile en la que los danzantes cantaban al unísono cada estribillo. 

Cerrando la brillante actuación y como clímax de la noche, la banda que rinde tributo a Queen reservó los archiconocidos «We are the Champions», «Don’t Stop Me Now» y «I want it all». Con estos títulos el Auditorio se entregó, más si cabe, a los brazos del recuerdo imborrable de un grupo musical irrepetible que ha dejado una gran huella en la historia de la música universal, considerada de las bandas más influyentes del mundo. Sin duda, una noche para el recuerdo, especialmente dirigida a los nostálgicos incondicionales de la voz de Freddie Mercury, su teatralidad sobre el escenario y la potencia de una banda que rubricó su mejor actuación en el concierto de Wembley en 1986. 

Entre quienes no quisieron perder la oportunidad de revivir a Freddie Mercury se encontraba Gunilla Von Bismarck, que acudió a la cita con la ilusión de imaginar un mundo donde Freddie Mercury seguiría en activo.

La programación de Starlite Catalana Occidente continua imparable y la próxima semana recibirá a Jason Derulo, Sebastián Yatra y José Mercé bajo las estrellas del auditorio.

La programación de Starlite Catalana Occidente continua imparable y la próxima semana recibirá a Jason Derulo, Sebastián Yatra y José Mercé bajo las estrellas del auditorio.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article