16.7 C
Marbella
sábado, marzo 2, 2024
- Advertisement -spot_img

El Hospital Costa del Sol, primero en la provincia en recibir la donación de una cuna de abrazos para afrontar el duelo neonatal

Must read

‘El legado de Oliver’ es la iniciativa de una pareja de Chiclana que perdió a su bebé en noviembre de 2020 y, desde entonces, han realizado varias donaciones en diferentes hospitales

El Hospital Costa del Sol ha sido el primero en la provincia de Málaga en recibir la donación de una ‘cuna de los abrazos’ para madres y padres que se enfrentan al duelo gestacional y neonatal. Se trata de una forma de facilitar la despedida a las familias tras la pérdida de un bebé y ayudarlos así en el proceso. La implementación de esta medida en el área Materno Infantil está incluida en las líneas estratégicas del Plan de Humanización del Sistema Sanitario Público de Andalucía que se está llevando a cabo en este hospital y en todos los centros sanitarios andaluces. 

Esta iniciativa, denominada ‘El legado de Oliver’ es de una pareja de Chiclana, Natalie Clayton y Manuel Moreno, que perdieron a su bebé Oliver en noviembre de 2020 y que, a partir de ahí, pusieron en marcha esta idea de donación para que los hospitales pudieran contar con un ‘cuddle cot’ (cuna de los abrazos) que permita a los padres que tengan que pasar por la situación complicada de perder a su hijo/a alargar su último adiós y tener la disponibilidad de pasar más tiempo con su bebé.

La cuna de los abrazos puede ayudar a madres, padres y a toda la familia en todo tipo de situaciones. Por ejemplo, si se ha tenido una cesárea que requiera posteriormente ingreso en la unidad de cuidados intensivos, o un parto complicado, etc.. permite el tiempo necesario, tras despertarse, para poder despedirse de su bebé. Si el padre o la familia está fuera posibilita también la opción de conseguir tiempo para poder despedirse de su hijo. Esto es posible gracias a que la cuna mantiene el cuerpo del bebé durante unas horas, incluso días, para que los padres puedan despedirse de sus hijos sin prisas, ni presiones hospitalarias, dando a estas familias en duelo el regalo del tiempo. 

Para la responsable de Enfermería del área de Pediatría y Neonatología del Hospital Costa del Sol, Mabel Méndez, “es muy importante la humanización de los hospitales y, en concreto, la humanización del duelo. Permitir y proporcionar que este proceso se haga de forma apropiada, puede prevenir el duelo patológico puesto que las personas necesitamos tiempo para despedirnos -cada uno el suyo propio-así como acariciar, tocar, etc y generar recuerdos para después no sentir añoranza y no echar en falta lo que podría haber sido”.

El área Materno Infantil del Hospital Costa del Sol tiene una dilatada trayectoria en el duelo perinatal puesto que desde hace años se está trabajando en este proyecto. Para coordinar todas estas medidas, esta unidad cuenta con un protocolo perinatal que, actualmente y, sobre todo, con la incorporación de esta cuna está siendo renovado. El objetivo de este protocolo es facilitar el proceso de duelo y prevenir el duelo patológico. El área materno-infantil de este centro cuenta con diferentes espacios en sala de partos, habitaciones, etc para el duelo perinatal, además, la unidad de neonatología dispone de una ‘habitación de cuidados especiales’ destinada al duelo perinatal y cuidados paliativos del recién nacido. El objetivo de estos espacios es proporcionar un ambiente y lugar sensible para que puedan permanecer sin interrupciones junto a su bebé, poder expresar sentimientos y despedirse sin prisas y a su manera. Esta cuna, además, es portátil lo que permite que pueda desplazarse al lugar que sea necesario para llevar a cabo para el proceso del duelo en función del proceso asistencial que haya tenido la madre (habitación, sala de partos, UCI, unidad neonatal). 

El protocolo de duelo perinatal se encuentra recogido como una de las tres estrategias de las líneas de humanización perinatal dentro del Plan de Humanización de Andalucía, recogiendo iniciativas de buenas prácticas de la asistencia sanitaria la caja de recuerdos, la impresión de la placenta y las cunas de abrazos entre otras.   

Para Mabel Méndez este trabajo es importante para conseguir que “la salud no sea sólo un tema fisiológico sino que también se pueda conseguir la salud emocional y espiritual que cada cual necesita en estos procesos tan dolorosos”. De hecho, añade, “ya ofrecemos a los padres unas cajitas de recuerdos que pueden llevar la huella digital de su bebé, la pulserita que ha portado, el chupete, su primera ropa, …”. 

La práctica del ‘cuddle cot’ está muy extendida en otros países como Inglaterra o Estados Unidos. En España, sin embargo, todavía no está muy desarrollada esta idea. No obstante, los profesionales sanitarios están trabajando junto a organizaciones como la Asociación Andaluza de Matronas y otros colectivos en diferentes iniciativas que ayuden a las familias que pasan por este tipo de situaciones.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article