23.9 C
Marbella
jueves, septiembre 29, 2022

EXPECTATIVAS

Must read

¿Has tenido alguna vez expectativas con algo? ¿Pensaste algún día cómo querías que fuesen las cosas? ¿Y qué tal te ha ido?

De hecho, las primeras expectativas que tenemos de pequeños son CONVERTIRNOS EN ADULTOS para hacer los que hacen los grandes, conducir, tener un coche, dinero, el mando de la tele, entre otras cosas.

Lo cierto es que una vez llegada la edad adulta la incertidumbre que causaba el fascinante mundo de la VIDA DE LOS MAYORES se empaña por completo cuando vemos que todo lo que queríamos tener en nuestro poder, el dinero, el mando de la tele, el coche, etc., necesita un esfuerzo que lo respalde para poder mantenerlo y sostenerlo en el tiempo.

Pero el corazón de la columna de hoy se centra en algo muy sencillo.

Si ya vemos que la expectativa no es algo que nos pueda llegar a resolver o a garantizar nada, ya que no suelen ser realistas. ¿Por qué seguimos eligiendo imaginar «un futuro ideal» en un presente que no estamos apreciando?

¿Será mi vida mejor mañana?

¿O tendré que preocuparme por dejar el billete de la expectativa a un lado y viajar más liviano, SIN EXPECTATIVAS y así no tener que vivir inhalando y exhalando esperanza y desesperanza?

Una de las cosas que les pido a las personas que llegan a mis sesiones personales es que NO TENGAN EXPECTATIVAS. Ya que eso nos limita. A veces el no poner un «marco ideal» de aquello que queremos nos puede ayudar a tener más consciencia de lo que realmente importa que es el HOY Y AHORA.

Y a partir de ahí comenzar a tener más conciencia y consideración con LA VIDA tal cual se me presenta.

La expectativa tiene la mirada en el futuro y me priva del AHORA.

No dejes de soñar, de ponerte objetivos, pero tampoco dejes de vivir el ahora por estar expectante del mañana.

Si estás leyendo, te amo.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -

Latest article