13.7 C
Marbella
jueves, abril 18, 2024
- Advertisement -spot_img

Imán El Akel, en la lista del PSOE Marbella, posible implicada por su colaboración en un delito de lesiones a menores, falsa identidad y omisión de socorro

Must read

Durante 2020, un grupo de sanitarios llevó a cabo de forma masiva en Fuengirola circuncisiones a niños musulmanes, en las que presuntamente habría intervenido la socialista, y que habrían ocasionado graves secuelas físicas y psíquicas para los pequeños

Grimanesa Matos Reyes, es una musulmana afincada en Fuengirola. Desesperada, se puso en contacto con nuestro diario para denunciar lo sucedido hace unos años. El motivo que le hizo revivir “el peor momento de su vida” fue reconocer en redes sociales a la socialista Imán El Akel, recientemente anunciada como número 14 del PSOE Marbella: “un día ojeando Facebook vi una noticia sobre las listas del Partido Socialista y ahí estaba ella, no podía creerlo, era la enfermera”, explica Matos.

Para comprender esta historia, debemos remontarnos a plena pandemia. En enero de 2020, Grimanesa llevó a su hijo Faruq, que por aquel entonces tenía 4 años, a una clínica de Fuengirola. “Por motivos religiosos decidimos circuncidarlo, no queríamos llevarlo a Marruecos, así que pedimos asesoramiento en una asociación local donde nos indicaron los pasos a seguir”, nos detalla la afectada.

“En un principio nos dijeron que la intervención se llevaría a cabo en la clínica Los Ángeles de Málaga, pero un día antes de la cita nos avisaron de que el lugar de la cirugía sería otro”, cuenta Matos. “Finalmente intervinieron a mi hijo en un centro de Fuengirola, nada más entrar me dio la sensación de estar en la consulta de un dentista”, asegura Grimanesa. Allí, el 25 de enero de 2020, Faruq fue circuncidado mediante la técnica del anillo y bajo una anestesia local con infiltración, fue entonces cuando dio comienzo la pesadilla de esta musulmana y la de toda su familia. Grimanesa afirma que su hijo comenzó esa misma noche con dolores, “desde el primer momento supe que algo iba mal, la manera de gritar de mi hijo cuando iba al baño no era normal”, relata.

Para cualquier consulta tras la cirugía, Matos había recibido indicaciones de ponerse en contacto con Hannah, la enfermera que intervino en la operación, y así lo hizo. Marbella Directo ha podido constatar que Matos dispone de audios vía WhatsApp, en los que la presunta sanitaria quitaba hierro al asunto en todo momento y recomendaba a la madre no llevar al niño al Hospital Materno Infantil de Málaga pues allí, según apuntaba, iban “a empeorar las cosas”. En contra de los consejos de Hannah, la madre, viendo que su hijo cada vez estaba peor, trasladó al menor al comarcal, donde tuvieron que intervenirlo de urgencia. Meses después, en octubre de 2020, Faruq fue operado de nuevo con el fin de solventar las complicaciones derivadas de su circuncisión.

Tras el ingreso de Faruq, el Materno dio un parte de lesiones al juzgado de guardia viendo que llegaban “niños como churros lesionados por las circuncisiones realizadas en esas circunstancias por los denunciados”, así lo asevera Damián Vázquez, abogado de la Asociación del Defensor del Paciente y encargado del caso de Grimanesa y otros padres. El letrado añade que se da la circunstancia de que no era la primera vez que tenía casos y denuncias similares con este mismo doctor. Su cometido ahora es hacerse cargo de la defensa de los “intereses de estos padres, que se reabra el caso y se investigue”, sentencia Vázquez.

Y es que el caso de Faruq es el caso de casi una decena de niños que durante esos años se vieron afectados por procesos de circuncisión en dicho centro y que terminaron en graves secuelas físicas y psicológicas para los menores y sus progenitores. Según se recoge en la denuncia interpuesta por los padres en la Policía Nacional, a la que este diario ha tenido acceso, las intervenciones estaban todas orquestadas presuntamente por el mismo médico y tres personas más, entre las que se encontraba la enfermera Hannah, quienes los denunciantes garantizan es Imán El Akel, tras su reconocimiento facial en la Comisaría de Fuengirola. Tal y como apunta el relato de los familiares resumido en el expediente de los juzgados, los niños les habrían contado que estas personas les sujetaban durante la circuncisión y, que fruto de lo vivido, los menores se encuentran traumatizados: “estos hombres malos me han cortado la churra”, exclamaba uno de ellos. Además, las fuentes señalan que los pequeños gritaban de dolor, “unos chillidos que podían oírse desde la sala de espera”, y que, tras la operación, estos “eran dejados sobre muebles, como si se tratase de una carnicería”.

Vázquez se ha personado en el procedimiento penal a instancias de las familias de los menores afectados con el fin de que se haga justicia. La socialista Imán El Akel, que en palabras de Grimanesa aún conserva el mismo número de teléfono, podría enfrentarse a numerosos delitos como falsa identidad, omisión de socorro o colaboración en un caso de lesiones por imprudencia profesional.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article