23.7 C
Marbella
domingo, junio 16, 2024
- Advertisement -spot_img

Los sampedreños veneran al Nazareno y la Virgen de los Dolores que impregnan de emoción el Jueves Santo

Must read

La pasión del Jueves Santo se deja sentir especialmente en San Pedro Alcántara con la salida procesional de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores, dos de las imágenes más veneradas entre los sampedreños.

De forma puntual, a las 21:00 horas, comenzaba el desfile procesional. Nuestro Padre Jesús Nazareno salía desde las carpas habilitadas en uno de los laterales de la parroquia de San Pedro Alcántara al encuentro con sus fieles acompañado por la música de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Cautivo de Estepona. Portado por 72 hombres de trono y acompañado de medio centenar de nazarenos que vestían túnica morada con capirotes blancos y morados.

Tras El Nazareno salía María Santísima de los Dolores a la que el viento le impidió salir con la totalidad de su candelaria encendida pese a los esfuerzos de sus hombres de trono, que hasta los últimos segundos antes de salir intentaron prender las velas que iluminasen a la Virgen. Bajo los gritos de ¡Viva la Virgen de los Dolores! María Santísima abandonó su carpa acompañada por la música de la Asociación Musical ‘Las Flores’ de Málaga.

Ochenta hombres de trono han sido los encargados de procesionar a la Virgen cuyo trono ha sido restaurado este año reduciéndose su peso y arreglándose los desperfectos de la plata. María Santísima de los Dolores lucía este año dos crespones por los fallecidos y con recuerdo especial de Antonio Jesús García Ocón, jefe de Bomberos de Estepona, nacido en San Pedro, y que perdió este año la vida en un trágico accidente.

Tras la salida las imágenes siguieron por calle Revilla hasta la rotonda de Marqués del Duero, continuando por calle San Miguel para bajar por la Avenida de la Constitución e iniciar de nuevo la subida hacia la Plaza de la Iglesia. Siguió por calle Jeréz hasta llegar a Lagasca, lugar donde se vive uno de los momentos más emotivos de la salida procesional de la noche del Jueves Santo de San Pedro en el que se produce el primer encuentro de la noche entre ambos tronos que, mirándose frente a frente, son mecidos por los hombres de trono entre los aplausos y vítores de los sampedreños, muchos incluso no pueden contener las lágrimas ante la carga de emociones que despierta el momento del encuentro.

Tras este momento único de la Semana Santa de San Pedro el cortejo inicia su recta final atravesando Del Pozo para encarar la subida por Marqués del Duero, donde se cantó una saeta a la Virgen y en la que tuvo lugar una petalada al Nazareno y a la Virgen de los Dolores antes de llegar a la céntrica plaza sampedreña donde se puso el broche de oro a la noche grande de la Semana Santa de San Pedro.

De nuevo ambas imágenes estremecieron a los numerosos vecinos y curiosos que se habían congregado en la plaza de la Iglesia para vivir el último encuentro antes del encierro de la procesión entre ambas representaciones. Los hombres de trono volvieron a bailar de forma conjunta los tronos aunque en este ocasión una al lado de la otra y apurando el acotado espacio en la puerta de la Iglesia sampedreña.

Para cerrar el desfile María Santísima de los Dolores acompañó al Nazareno mirándolo frente a frente en su encierro, una vez guardado los hombres y mujeres encargados de portarlo salieron para mirar también frente a frente, en muestra de respeto y con la emoción más que patente en sus rostros, el encierro de la Virgen de los Dolores, poniéndose así fin a una noche llena de emotividad a la que después la procesión de El Silencio pondría la solemnidad con la imagen de Jesús ya crucificado.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest article